Bebes de verano, son mas altos y fuertes

image Las madres que están embarazadas durante el verano tienen bebés más altos y más fuertes, ya que sus huesos se benefician de los rayos solares al impulsar la vitamina D o vitamina del sol, brindándoles esta condición, según una nueva investigación.

Las mujeres embarazadas que atraviesan su embarazo durante los meses de calor deben recibir luz solar suficiente para impulsar sus niveles de vitamina D, para lo cual solo basta con caminar para tomar el sol.

Los bebés nacidos a finales del verano y principios del otoño son alrededor de medio centímetro más altos y tienen una mayor densidad ósea que sus pares nacidos en invierno y primavera, según a definido un estudio de 18 años.

Pero los padres de invierno deben considerar tomar suplementos de la vitamina, recomiendan los investigadores de la Universidad de Bristol.

Quizás la gente no debería estar tan aterrorizados por los efectos del sol, que en los últimos años se ha considerado como factor del desarrollo de enfermedades como el cáncer de piel, ya que no se debe incurrir en pánico por unos pocos minutos de exposición.


Escribe un comentario