Beber debilita los Huesos

image Beber en exceso es un riesgo para la salud por muchas razones ya muy conocidas, pero a estas se suma un efecto negativo sobre los huesos, nuevas investigaciones muestran que el consumo crónico de alcohol, especialmente durante la adolescencia y los años adultos jóvenes, pueden afectar dramáticamente la salud ósea y aumentar el riesgo de osteoporosis más adelante en la vida.

Por lo cual hoy los médicos aconsejan; “si quieres huesos fuertes, bebe menos o mejor no lo hagas”.

El calcio es un nutriente esencial de los huesos para que estos permanezcan sanos y el alcohol es su enemigo debido a que tiene múltiples efectos sobre este mineral, según especialistas de la osteoporosis en la Temple University Health System, en Filadelfia.

Los huesos se deterioran porque no está recibiendo suficiente calcio y los grandes bebedores tienen más probabilidades de sufrir fracturas frecuentes debido a la fragilidad ósea y el daño a los nervios, especialmente en la cadera y la columna vertebral, además de perjudicar el tiempo de sanación, ya que es más lento debido a la desnutrición.


Escribe un comentario