Baja de peso cambiando 5 hábitos

Alcachofas para bajar de peso

Para recuperar tu peso ideal debes cambiar ciertos hábitos dañinos y sustituirlos por otros más positivos a través de voluntad, disciplina y perseverancia. Prueba cambiar los siguientes hábitos durante 11 días seguidos y evalúa cómo te sientes:

  1. Desinflámate con alcachofa.- Cuece una alcachofa en olla exprés y toma el líquido que quede como agua de uso durante el día; esto te ayudará a desinflamarte y a bajar de peso.
  2. Consume productos integrales.- Elimina la ingesta de harina blanca, arroz blanco y pastas y pan blanco y sustitúyelos por harina integral, granos enteros y pan integral.
  3. Opta por aceites saludables.- Cambia el aceite de canola y margarina por el de linaza, ajonjolí o aceite de oliva; otra opción es sustituir productos fritos por grasas más saludables como las del aguacate, nueces y semillas.
  4. Reduce el consumo de lácteos.- Reduce la ingesta de yogur, leche y quesos y cámbialos por productos lácteos que provengan de cabra, leche de arroz o soya orgánica.
  5. Ingiere alga espirulina.- El consumo de 10 gramos de alga espirulina de manera diaria ayuda a quemar calorías (no obstante se aconseja consultar al médico antes de comenzar a utilizarla).

El ejercicio es otro consejo infaltable en cuanto a perder peso pues una vida sedentaria ocasiona que el exceso de calorías -que inevitablemente comemos- se almacene en forma de grasa en el organismo. Al hacer actividad física el metabolismo se acelera, el músculo sustituye a la grasa y el cuerpo comienza a quemar más calorías aún en los periodos de inactividad.

Por último, el consumo de algas japonesas –como las que se encuentran en el sushi- ayuda a bajar de peso. Presentan 48% de proteína, son diuréticas, ayudan a reducir la presión alta y son ideales como refrigerios para combatir el hambre sin engordar.

Fuente: Reforma. Salud y Bienestar

Imagen: flickr


Escribe un comentario