Aspartamo, los peligros que se deben tener en cuenta

 Edulcorante

En 2010, un estudio danés hizo saltar la alarma. Este ponía en evidencia una relación estadística entre el consumo de bebidas edulcoradas a base de aspartamo y el riesgo de nacimiento prematuro.

La EFSA, la agencia europea que trata la seguridad alimenticia, concluyó que no había pruebas disponibles en el estudio que permitiera confirmar que existía una relación de causalidad entre el consumo de bebidas sin alcohol a base de edulcorantes artificiales, y los nacimientos prematuros, pero que en todo caso solicitaba otros datos suplementarios.

Hoy en día, se trata de un grupo de investigadores suecos y noruegos los que acaban de publicar un estudio que confirma estas inquietudes. En un muestreo con más de 60.000 mujeres, se observó la relación entre los partos prematuros y el consumo de bebidas edulcoradas.

Resultado: las mujeres que bebieron una bebida edulcorada al día, tuvieron un 11% de riesgo suplementario de ser víctimas de un parto prematuro, comparativamente con las mujeres que no bebían.

Pero los investigadores señalan también otro punto importante: las mujeres que consumieron las bebidas azucaradas de forma natural, vieron cómo aumentaba igualmente el riesgo de parto prematuro. Pero esta vez, en un 25% para un consumo superior a una bebida al día.

Más información – ¿Edulcorantes naturales o sintéticos?


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario