Aromaterapia contra el estres

02

La aromaterapia acompaña al hombre desde el principio de los tiempos, habiendo formado parte de todos su rituales incluidos los de la sanación, con sus aceites esenciales extraídos naturalmente de las hierbas, semillas, cortezas, flores, hojas y raíces, llegando hasta nuestros días con la misma fuerza sanadora que antaño.

Uno de los problemas que agobia la salud de todos nosotros en la actualidad es el tristemente famoso “estrés”, origen de muchas enfermedades alcanzando a las más graves y representando un verdadero flagelo de la época para la salud, pero encuentra en la aromaterapia y sus aceites esenciales un gran oponente, que hasta puede vencerlo en muchos casos cuando se adquiere la conciencia inherente de la sanación, actuando en consecuencia con los principios de esta antigua terapia natural, para aplicarlos en todos los niveles de la vida, ya que su meta final es lograr la armonía total del ser.

Al igual que las hierbas para el estrés, los aceites esenciales proporcionan los fitoquímicos beneficiosos de las plantas para que actúen sobre el cuerpo y cuando estas pequeñas moléculas son inhaladas ponen en marcha una reacción a nivel cerebral que estimula a la relajación de los centros emocionales, aliviando así la tensión y con ella el estrés.

Para tratar el estrés con aromaterapia sus aceites esenciales, pueden agregarse a un difusor de ambientes, así como en el agua de la bañera o incluso en un cuenco de agua caliente para ser inhalado, ya que sólo una pequeña cantidad es necesaria porque son altamente concentrados, actuando como remedios naturales, que para el caso especifico del estrés los más recomendados son:

* Lavanda

* Ylang-Ylang

* Palo de rosa

* Sándalo

* Jazmín

* Rose

Imagen: Flickr


Escribe un comentario