Aromas contra el síndrome premenstrual

Flores de manzanilla

Algunos estudios han probado que los aromas son capaces de influir en nuestros procesos mentales (al cambiar las ondas cerebrales), en nuestros estados de ánimo (al relajar y calmar) y en nuestra salud (al curar padecimientos y enfermedades), situación que avala la aromaterapia.

En el caso de mujeres, el ciclo menstrual conlleva cambios fisiológicos y anímicos que pueden reflejarse en sentimientos de irritabilidad, tristeza, hambre en demasía y en cansancio o sueño. Para contrarrestar o evitar esto, la aromaterapia ofrece varios aromas que mejoran notablemente estos síntomas.

Irritabilidad.- Para tranquilizar el ánimo se recomienda la siguiente mezcla: agua destilada, media cucharada de miel de abeja, 10 gotas de aceite esencial de lavanda y 10 gotas de aceite de melisa. Mezclar y aplicar rociando la habitación y/o la almohada.

Cólicos menstruales.- Se aconseja poner compresas de manzanilla sobre el vientre; en 3 litros de agua hirviendo agregar 4 puñados de manzanilla, dejar reposar durante 5 minutos, colar y sumergir la toalla que funcionará como la compresa.

Inflamación.- Es conveniente dar un masaje al vientre con la siguiente mezcla: agregar 3 gotas de aceite esencial de salvia esclarea a 2 cucharadas de aceite de almendras dulces (o de aceite de olivo si no se tiene el de almendras) y masajear.

En cuanto a la aromaterapia, es importante mencionar que si se utiliza en exceso puede resultar tóxica para el organismo por lo que es necesario apegarse a las dosis mencionadas y, en caso de padecer alguna enfermedad, consultar a un médico antes de comenzar el tratamiento.

Por último, también es importante decir que para que funcionen adecuadamente estas técnicas, deben comprarse aceites esenciales elaborados con una base mineral y no sintética, y que éstos siempre deben diluirse en agua destilada, glicerina o miel de abeja.

Fuente: Reforma. Salud y Bienestar

Imagen: flickr


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario