Los siete beneficios de los arándanos secos

Arándanos secos

Los arándanos secos, que son ideales para tomarse durante el desayuno, tanto con los cereales como solos, o como parte de una ensalada al mediodía o en la cena, son un alimento con muchas propiedades interesantes.

Obtenidos de forma similar a las pasas (deshidratando parcialmente los arándanos frescos, con un sistema parecido al que se emplea con las uvas), poseen una gran cantidad de fibra alimentaria, vitaminas y antioxidantes, por lo que su consumo representa múltiples beneficios para el cuerpo humano:

  1. Retrasan el envejecimiento
  2. Previenen el cáncer
  3. Reducen los niveles de colesterol en sangre
  4. Protegen el sistema cardiovascular
  5. Regulan el tránsito intestinal
  6. Previenen los derrames cerebrales
  7. Reducen el riesgo de padecer enfermedades degenerativas

La parte menos positiva es que, como habrás podido comprobar,  y al contrario que sucede con la mayoría de alimentos de los que hablamos en este blog, perder peso no aparece entre los beneficios de incluir los arándanos secos en nuestra dieta.

Y es que, aunque su consumo regular es un recomendable para muchos aspectos de la salud (como queda reflejado en la lista de arriba), no sucede lo mismo en cuanto al peso. Los arándanos secos deben ser tomados con moderación si desea guardar la línea, ya que tienen un porcentaje de calorías bastante alto.


Escribe un comentario