Aprende a preparar sencillos y deliciosos helados caseros

Helado de vainilla casero

Las máquinas para hacer helados en casa nos permiten disfrutar de versiones más saludables de este alimento que las que venden en la mayoría de heladerías, sin embargo, no es necesario tener uno de estos aparatos en casa para preparar deliciosos helados caseros.

Existen muchas recetas de helados caseros para las cuales no se requiere más que hacer una mezcla rápida en un bol e introducirla en el congelador, como es el caso de las dos que te detallamos en este artículo.

Helado de vainilla

Vierte unos 200 gramos de leche condensada, 600 ml de crema de leche y una cucharada de esencia de vainilla en un bol. Bátelo con una batidora eléctrica hasta que la mezcla esté espesa y bastante dura, un poco como si fuera nata. A continuación se cambia a un molde rectangular de aluminio y se cubre con papel film. Dejar en el congelador hasta que se solidifique.

Helado de fresa

Triturar 500 gramos de fresas maduras junto con 200 gramos de azúcar glas hasta obtener una mezcla tersa. Combinar la mezcla con 500 gramos de crema fresca e introducir en el congelador durante una o dos horas. Sacar y volver a batir para romper los cristales hielo y devolverlo de nuevo al congelador durante una hora más y luego volver a batir. Transferir la mezcla a un molde rectangular de aluminio, tapar con papel film y dejar congelar hasta que se endurezca. A la hora de servir, hay que sacarlo unos 20 minutos antes para que se suavice.


Escribe un comentario