Antioxidantes y peptidos, contra las arrugas

arru

Los productos terapéuticos de belleza, a veces llamados cosmecéuticos, se aprovechan de las últimas investigaciones científicas sobre la piel, en lo que respecta a eliminar las arrugas, la renovación célular y por lo tanto el rejuvenecimiento de la piel.

La ciencia lucha contra el envejecimiento a través del cuidado de la piel, bajo el concepto llamado “teoría de los radicales libres del envejecimiento”, ya que los efectos ambientales, el humo del cigarrillo, la contaminación y la luz solar, pueden causar la acumulación de compuestos contaminantes o tóxicos llamados radicales libres, pequeñas moléculas a las que les falta un electrón.

Los radicales libres roban electrones de las células en la piel, contribuyendo de este modo a los signos visibles del envejecimiento y los productos con antioxidantes trabajan sumando sus electrones adicionales a los radicales libres, evitando así que se los robe al organismo y manteniendo el equilibrio que evita el daño celular.

El más antiguo de los antioxidantes conocidos es la vitamina E, y un montón de productos aprovechan esta vitamina de gran alcance, así como también la vitamina C, para combatir el daño de los radicales libres y renovar las células de la piel.

Algunas empresas van más allá de estas simples vitaminas incluyendo compuestos derivados de corteza de árbol o microalgas, que pueden ser de cincuenta a quinientas veces más potentes que la vitamina E, ya que las combinaciones de antioxidantes también se están volviendo populares en este campo.

Una de las últimas novedades es la inclusión de péptidos en el cuidado de la piel, ya que éstos inhiben la formación de moléculas que destruyen la elastina y el colágeno, componentes que mantienen la piel firme. Los Péptidos incluso han demostrado la capacidad de reemplazar o reparar los elementos dañados de la piel, literalmente se fijan a la piel desde el interior, siendo el péptido más común en el cuidado de la piel el “palmitoil pentapéptido” (también conocido como Matrixyl).

Imagen: Flickr


Escribe un comentario