Las almendras, un remedio natural contra el insomnio

Almendras

Comer frutos secos al menos tres veces por semana tiene numerosos efectos positivos sobre nuestro organismo: protegen el corazón, aportan energía… Sin embargo, una sus características menos conocidas es que, en algunos casos, como en el de las almendras, también ayudan a conciliar el sueño.

Y es que se ha demostrado que las almendras, además de poseer las propiedades inherentes a todos los frutos secos, también pueden ayudar a combatir el insomnio ocasional debido a su riqueza en magnesio.

El magnesio que tienen las almendras actúa como relajante muscular y ayuda a prevenir los calambres, lo que influye directamente sobre el descanso, ya que de este modo la persona alcanza más fácilmente el estado necesario para conciliar el sueño.

Conviene dejar claro, no obstante, que no son estos frutos secos un remedio milagroso contra el insomnio, aunque su riqueza en magnesio y en proteínas –las cuales ayudan relajar las funciones cerebrales– son un muy útiles para preparar el cuerpo para un descanso reparador.

Más información – Seis alimentos con grasas saludables


Escribe un comentario