Alimentos y cantidades saludables

52

Cuando no sabemos sobre las distintas composiciones calóricas o nutricionales de los alimentos y deseamos limitar la ingesta diaria de calorías, el método más simple es controlar los tipos de alimentos ya sean altos o bajos en densidad energética y limitar las porciones.

Si tiene necesidades dietéticas específicas, tales como la ingesta baja de sal o altas necesidades de calcio, se deben adaptar las cantidades en función de cumplir con los requerimientos diarios, pero en estos casos por lo general es un profesional quien debe determinar los más adecuado en cada caso particular.

El método de conteo de calorías puede ser sinónimo de una dieta estricta y estas por lo general suelen no tener éxito, pero debemos tener en cuenta que las calorías miden la cantidad de energía que la comida proporciona al organismo, la cual necesita para realizar todos sus trabajos o funciones correctamente, por lo tanto cuando se consumen más calorías de las necesarias, el cuerpo almacena reservas de energía naturalmente, como grasa corporal.

Una libra de grasa corporal es equivalente a alrededor de 3.500 calorías, por ello si usted está interesado en la medición de una cantidad de alimentos en términos de la energía que estos suministran, llevar el conteo de calorías representa la unidad más adecuada.

Sin embargo si se busca una forma más general de medición dietética, el control del tamaño de las porciones, es el mas adecuado, ya que no se necesitan tantos conocimientos sobre nutrición, pero si se debe tener muy en cuenta que la mejor dieta es aquella que goza de variedad, para que no sea deficiente en nutrientes esenciales.

Hacer un seguimiento de tamaño de las porciones es especialmente importante si usted regularmente cena en restaurantes, donde porciones drásticamente pueden exceder las cantidades recomendadas, ya que de acuerdo con un informe publicado en el "Journal of the American Dietetic Association", el consumo de ingesta por cenas se han incrementado en 36 por ciento desde 1960, así como las porciones son hasta un 62 por ciento mayores que las consumidas en 1920.

Imagen: MF


Escribe un comentario