0

Alimentos y bebidas que reducen el deseo sexual

03 thumb1 Alimentos y bebidas que reducen el deseo sexual

Por lo general estamos acostumbrados a escuchar sobre distintos alimentos afrodisíacos o capaces de estimular el deseo sexual, pero también existen otros que producen el efecto contrario o sea que pueden reducirlo.

En función de mantener el deseo sexual debemos estar al tanto de todo aquello que pueda perjudicarlo y en lo que respecta a los alimentos algunos de ellos si se consumen en exceso pueden actuar negativamente sobre este aspecto de la vida tan sutil, por ello aquí les brindamos algunos de los alimentos que pueden reducir el deseo sexual:

1-Alimentos dulces y grasos

Consumir alimentos dulces y grasos en exceso puede afectar la circulación sanguínea a nivel arterial, inhibiendo el correcto flujo de sangre hacia las zonas genitales y por lo tanto reduciendo el deseo sexual.

2- Soja

Si bien sabemos todos los beneficios saludables de la soja, cuando se consume en exceso, algo que puede suceder sin darnos cuenta ya que existen una gran variedad de productos a base de ella, puede afectar la producción hormonal de testosterona disminuyéndola y ésta es la hormona masculina que interviene en la estimulación de los procesos sexuales.

3- Bebidas energéticas

Las bebidas energéticas tan de moda, poseen como ingrediente principal la quinina, un compuesto químico que reduce los niveles de testosterona y como en el caso de la soja, también afecta el aspecto sexual, por ello se recomienda su consumo muy moderado o evitarlas, por otros problemas relacionados a la salud.

4- Regaliz

Esta planta utilizada como endulzante natural en todo el mundo, contiene Fito estrógenos, que pueden disminuir los niveles de testosterona, que si bien son conocidas como las hormonas masculinas, también se encuentran en el cuerpo de la mujer y actúa como disparador del deseo sexual, de aquí la importancia de mantener los niveles adecuados de la misma.

5- Alcohol

El alcohol produce dos efectos antagonistas éxtasis y depresión, por lo cual su consumo en exceso perjudica las relaciones intimas, por alterar los niveles psicofísicos, terminando en procesos depresivos desfavorables para mantener el deseo sexual.


Escribe un comentario