Alimentos ricos en yodo

Pescado

La ausencia de yodo en una dieta constituye en sí un problema de salud. El yodo es un mineral indispensable para el cuerpo. Sus beneficios está principalmente vinculados a la actividad hormonal, regulándola para prevenir, por ejemplo, el hipertiroidismo.

Los alimentos ricos en yodo: el pescado y los mariscos, como el arenque, las gambas, las cigalas, el bacalao, los mejillones, el salmón, el lenguado. El aceite de pescado, como el aceite de hígado de bacalao, es muy rico en yodo. Los mariscos aportan más de la mitad de las necesidades en yodo diario.

El pescado tiene un alto contenido en vitaminas muy interesantes y completas. Contiene diferentes vitaminas del grupo B y vitaminas liposolubles entre las cuales está la vitamina A, la vitamina D y, en menor cantidad, la vitamina E. La vitamina E está principalmente presente en el hígado del pescado blanco y en la carne del pescado graso.

En las verduras y los vegetales: la cebolla, el ajo, la remolacha, las acelgas, las espinacas, el pepino, las judías verdes, el berro. Las algas son muy ricas en yodo. De hecho, una sola porción de alga kelp contiene cuatro veces más la aportación diaria recomendada de este mineral: cerca de 2000 mg. El ajo, además de ser rico en yodo, tiene propiedades antibacterianas.


Escribe un comentario