Alimentos ricos en vitamina E

brocoli

La vitamina E es un antioxidante poderoso que protege nuestro organismo de los virus y de las bacterias, fortificando el sistema inmunitario, y contra ciertas enfermedades que pueden afectar el sistema cardiovascular. Además, es conocida como la vitamina de la vida y de la juventud, porque ayuda a la anulación de los radicales libres en la piel, es decir, los que aceleran el envejecimiento.

Una de las principales fuentes alimentarias de vitamina E: los aceites vegetales como el aceite de germen de trigo, el aceite de girasol, el aceite de oliva, el aceite de soja o el aceite de maíz. También, productos derivados como la margarina o la mayonesa abastecen de esta vitamina, pero es importante tener un consumo moderado de este tipo de alimentos.

En las verduras de hojas verdes encontramos mucha vitamina E. Son alimentos que aportan una gran cantidad de nutrientes y de otras vitaminas necesarias para nuestro organismo, y hay que integrarlos en nuestra dieta. Entre ellos, encontramos: el brócoli, las espinacas, las acelgas y los espárragos.

Algunos frutos secos como las almendras, las nueces, los pistachos, los piñones, los cacahuetes y las avellanas son muy ricos en vitamina E. Este tipo de alimento es muy nutritivo y puede ayudarnos a cubrir la cantidad de los 15 mg diarios de vitamina E necesarios para nuestra alimentación.

Entre los alimentos de origen animal, las principales fuentes de vitamina E son la yema de huevo y el hígado. La carne en general es también fuente de vitamina E.

Aunque en general las frutas no presentan muchas vitaminas E, hay sin embargo algunas frutas pulposas (como el kiwi, el mango, el aguacate, la uva, las ciruelas y el coco) que lo contienen.

Finalmente, tomar cereales como el trigo, la avena, el centeno y el arroz son una buena alternativa para obtener más vitamina E.


Escribe un comentario