Alimentos que nos protegen

 Naranjas partidas

Los días empiezan a acortarse, la temperatura es más fresca, y el invierno se acerca acompañado de los molestos catarros, toses, y estados griposos. Para poner una barrera a las infecciones y optimizar el sistema inmunitario, es importante comer ciertos alimentos.

Para no perder el tono vital, hay que llenar las reservas de antioxidantes. Vitaminas A, E. C, selenio o cinc juegan un papel importante sobre el sistema inmunitario. Estos aportes constituyen la base de las reacciones de defensa corporal. Sin ellos, la salud no sería posible. Algunos tienen un papel privilegiado en asuntos de inmunidad.

Los probióticos son organismos vivos que están presentes en la leche y el yogur fermentado. Son muy numerosos. Se cuentan en más de 400 especies bacterianas diferentes, y las más conocidas son los lactobacilos y las bifidobacterias. Su función es la de protegernos de las infecciones intestinales, participando en la digestión e influenciando nuestro sistema inmunitario. En los niños, particularmente, los probióticos permiten prevenir y reducir la duración de la gastroenteritis.

En los adultos, si el rol principal de los probióticos en la prevención y el tratamiento de las diarreas no está claro, sin embargo está comprobado que estos fermentos permiten una restauración de la flora intestinal dañada, por culpa, por ejemplo, de un tratamiento a base de antibióticos.

La estrella de las vitaminas es la C, porque aporta tono y estimula las defensas del organismo. En un principio fue reconocida por su acción anti escorbuto, pero hoy en día se le reconocen otras virtudes en la lucha contra los radicales libres. La vitamina C es la reina de los antioxidantes, aquella que interviene con más celeridad. Su absorción regular, desde la aparición de los primeros signos, puede frenar la infección o al menos reducir la duración y la gravedad. Los aportes aconsejados son: 120 mg al día (2 naranjas), y 1g para los fumadores.

Más información – Las propiedades de la vitamina c


Escribe un comentario