Alimentos que no es necesario meter en la nevera

Nevera

La nevera es un electrodoméstico que durante tiempo ha servido lo mejor posible para conservar y prolongar la vida de ciertos alimentos, incluso durante semanas. Sin embargo, muchas personas piensan que es el lugar adaptado para conservar casi todos los alimentos que se compran en el mercado, porque nos parece más seguro someterlos a bajas temperaturas.

Sin embargo, se ha comprobado que todos los alimentos no se deben guardar en la nevera porque en vez de conservarlos, algunos se estropean con mayor rapidez, puesto que el frío altera su sabor y su textura.

Dado que la mayoría de la gente comete errores en el momento de refrigerar los alimentos, vamos a presentar algunos consejos algunos alimentos que son preferibles no guardarlos en la nevera.

Las frutas con hueso

Cuando están maduras, lo mejor es comerlas rápidamente o meterlas en la nevera, pero alejadas de otros alimentos. Si no están maduras y que se desea que maduren pronto, lo mejor es no conservarlas en el frío porque esto puede paralizar el proceso de maduración.

El ajo

Esta verdura puede perder su gusto cuando se conserva durante tiempo a temperatura demasiado baja. Para mantener el ajo en un perfecto estado durante tiempo, hay que meterlo en una bolsa de papel en un lugar fresco y oscuro.

El café

Se trata de un error creer que el café será en mejor estado en la nevera, porque esto puede alterar su gusto y aroma tan delicioso. Este ingrediente se conserva mejor a temperatura ambiente, porque así preserva sus aceites naturales y por supuesto su alta concentración de nutrientes.

Las hierbas

La humedad de una nevera puede acelerar el proceso de descomposición de las hierbas aromáticas porque necesitan un clima bastante cálido para conservarse de la mejor manera. Lo ideal es meterlas en un vaso de agua y dejarlas sobre la encimera de la cocina hasta que se acaben.

La miel

La miel de abeja no se debe conservar en la nevera porque se cristaliza. Este tipo de productos requiere un entorno más bien cálido y preferentemente oscuro.

Los huevos

En la mayoría de los países de todo el mundo, los huevos se comercializan y se almacenan a temperatura ambiente, porque las bajas temperaturas les hacen perder su frescura y pueden alterar su sabor. En un ambiente fresco y seco, este alimento se puede conservar hasta 2 semanas sin que afecte a su gusto ni a su textura. Cuando la cáscara está sucia lo mejor es mantenerlos en el la nevera y consumirlos lo antes posible para evitar los riesgos de contaminación.


Escribe un comentario