Alimentos que favorecen el crecimiento

crecimiento

La alimentación es esencial para el desarrollo de nuestro organismo, para nuestra salud y para nuestra apariencia. Hay un dicho que dice “somos lo que comemos” y es cierto que los nutrientes que ingerimos a través de los alimentos tienen un impacto directo sobre el cuerpo. Lo mismo ocurre con el crecimiento: además de las razones puramente genéticas, la producción de la hormona del crecimiento ser verá más o menos estimulada en función de lo que se come.

Las proteínas son ricas en aminoácidos como el triptófano, la arginina, la lisina y la tirosina, que estimulan la producción de la hormona encargada del crecimiento. De esta forma, entre los alimentos que ayudan al crecimiento, encontramos los que son ricos en proteínas, como el pollo, los huevos y los lácteos.

Por otro lado, los glúcidos aportan energía al organismo. Los más recomendables son los azúcares lentos, como los cereales y los que proporcionan energía casi instantáneamente, como las frutas.

Las vitaminas se encargan de los intercambios gaseosos entre la sangre y los diferentes tejidos del cuerpo, y están directamente relacionados con el crecimiento. Los principales alimentos que contienen las vitaminas esenciales que ayudan a crecer son los cítricos como la naranja, el limón o el pomelo (ricos en vitamina C), las verduras verdes (vitamina A), el aceite de oliva (vitamina E) y la mayoría de pescados (vitamina D).

El calcio también es indispensable para el crecimiento. Los principales alimentos ricos en calcio son los lácteos, como la leche y los yogures, las legumbres, el pescado del que se pueden comer las espinas (sardinas, boquerón o salmón), los mariscos y los frutos secos.

El fósforo está presente en todas las células del cuerpo, pero lo encontramos principalmente en los dientes y los huesos. Por lo tanto es vital para el crecimiento. El pescado, la carne de ave, de ternera, la leche, los huevos y los cereales integrales son los principales alimentos ricos en fósforo.

El hierro interviene en el transporte de oxígeno y de dióxido de carbono en la sangre e influencia la producción de la hormona del crecimiento. Su consumo ayuda a crecer. El hierro está presente en las verduras con hojas, las legumbres (en particular las lentejas), la carne roja y los cereales integrales.


Escribe un comentario