Alimentos orgánicos, como identificarlos

256

Sería muy fácil pensar que la forma más fácil de reconocer los alimentos orgánicos como tales, es tan simple como leer la etiqueta del paquete que los contiene, sin embargo las etiquetas orgánicas del embalaje muchas veces suelen ser confusas.

Por este motivo que se suma a malos entendidos por desconocimiento del consumidor sobre los alimentos orgánicos, les damos a conocer tres hechos que pueden ayudar a identificarlos como tales y por supuesto como salubres; estos son:

1. Diferenciar las fuentes locales de los alimentos orgánicos

La etiqueta local sólo se describe la ubicación de las prácticas agrícolas y de procesamiento a escala, por ello para conocer más detalles se debe preguntar, si las normas sobre prácticas agrícolas de cultivo orgánico fueron cumplidas, como por ejemplo la utilización de antibióticos en los animales, ya sean medicamentos para la fertilidad como el uso de otros productos químicos, (hormona de crecimiento).

2. El procesamiento orgánico

Se debe saber que hay una larga lista de pesticidas, herbicidas, fungicidas, fertilizantes, productos farmacéuticos y otros materiales, que han sido aprobados para su uso en las granjas orgánicas certificadas.

Así por ejemplo un compuesto llamado “piretro”, es una pesticidas comúnmente utilizado en agricultura orgánica como aprobado, pero tienen los mismos ingredientes activos que la permetrina sintética, de los pesticidas convencionales.

3. El consumo de alimentos ecológicos y el medio ambiente

Algunas personas optan por ser vegetarianos y comer sólo alimentos orgánicos, con la intención no solo de mejorar su salud, sino además como una forma de respetar al medio ambiente, rechazando el consumo de animales por considerar que su crianza intensiva siempre afecta al medio ambiente, algo que es erróneo ya que su crianza también se puede llevar a cabo de forma ecológica y solo evitando su consumo en exceso no se dejarían de lado sus propiedades nutricionales, que son ideales para conseguir una dieta variada y saludable.

Imagen: MF


Escribe un comentario