Alimentos grasos, pero saludables

comida-rapida

El aumento de la epidemia mundial de obesidad se le atribuye a las comidas ricas en grasas saturadas o trans incorporadas en las conocidas como comidas rápidas o fast food, que ocupan el primer lugar como responsables de este desequilibrio nutricional que perjudica todos los niveles de la salud.

Lo malo de las comidas rápidas es que no sólo carecen de nutrientes, sino que también son muy altas en grasas y por supuesto en calorías, comparadas con las comidas caseras elaboradas de forma natural que muy pueden reemplazarlas.

Si bien las personas optan por el sabor de las comidas rapidas estas pueden reproducirse en casa pero de forma saludable, así por ejemplo se puede cocinar una versión más saludable de pollo frito, todo lo que hay que hacer es sumergir las piezas de pollo sin piel (pecho o los muslos) en la leche de mantequilla baja en grasa antes de rociar con un poco de aceite de oliva sazonado, para luego llevarlo a cocción pero en el horno, que es mucho mas saludable que una fritura y resultado final es casi el mismo en sabor.

Otros alimentos ricos en grasa como el chocolate es a menudo considerado como sano, pero demasiado se traduce en perjudicial, ya que terminará en su cintura, por ello a la hora de elegir las variedades de chocolate oscuro o negro, sin el agregado de leche es el mas recomendado ya que su grasa es más natural y cumple funciones saludables en el organismo gracias a su gran riqueza en antioxidantes que ayudas en la reducción de la presión arterial y mejora los niveles de concentración.

Aros de cebolla y papas fritas, ambos para evitar freírlos en aceite, se deben cocinar al horno, como medida saludable, condimentándolos a gusto y rociándolos con aceite de oliva o de canola, se transformaran un deliciosos tentempiés saludables, a diferencia de los que ofrecen las comidas rapidas. Por lo tanto todo es cuestión de remplazar lo insalubre por lo sano, con imaginación.

Imagen;  ebruliflickr


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario