Alimentos para aumentar el colesterol bueno

colesterol

Es muy importante aumentar el colesterol bueno de nuestro organismo, este se encarga de atrae a las partículas de grasa que se depositan en nuestro cuerpo y que si no se controlan se van acumulando en las paredes de las arterias provocando una placa que impide que la sangre circule con facilidad.

Esto si llega a ocurrir puede producirnos algunos malestares como por ejemplo, una mala circulación en general que hace que se nos duerman las extremidades, o tengamos pies y manos frías, o sino, padecer arteriosclerosis. 

Los niveles que tenemos que tener presentes en un adulto se sitúan entre los 40 y los 60 mg/dl. Es decir, si se sitúan por encima de esta medida, no ocurriría nada, de hecho serían más saludables y no causaría riesgos para la salud.

Del mismo modo que el colesterol malo aumenta en nuestro organismo, también podemos hacerlo con el colesterol bueno. Presta atención y apunta la siguiente lista de alimentos que te ayudarán a aumentarlo para sentirte más saludable.

Aceites saludables, ácidos grasos Omega 3 y 6

Se encargan de cuidar nuestro sistema cardíaco, tienen propiedades antiinflamatorias y son vasodilatadores.

  • Nueces
  • Quinoa
  • Semillas de lino
  • Semillas de chía
  • Lentejas, garbanzos y judías
  • Brócoli
  • Aguacate
  • Pescado azul

Alimentos antioxidantes

Estos alimentos se caracterizan porque tienen vitamina C y flavonoides, una sustancia muy antioxidante, además del licopeno y el betacaroteno. Todas estas sustancias se pueden encontrar en gran cantidad de verduras y frutas, sin embargo, aconsejamos elegir las que más niveles concentran.

  • Coles
  • Calabacín
  • Berenjena
  • Acelga
  • Espinacas
  • Alcachofas
  • Espárragos
  • Zanahorias
  • Nabo
  • Mangos
  • Nísperos
  • Papayas
  • Piña
  • Rábanos

Todas ellas constituyen una lista que se puede tomar de ejemplo para realizar una compra aproximada si se quiere aumentar los niveles de colesterol bueno, una práctica que si se consigue el organismo lo agradecerá. Debemos de empezar a cuidarnos y dejar de lado la comida más perjudicial, evitar los fritos y rebozados y empezar a optar por verduras y frutas frescas compradas y consumidas al día.


Escribe un comentario