Alimentación y vitaminas en invierno

 Naranjas

Adoptar una alimentación sana, variada y equilibrada es una condición esencial para preservar el sistema inmunitario. El consumo de frutas y verduras debe ser favorecido con el fin de alcanzar el mínimo de vitaminas necesarias para el organismo. La sustancias clave son la vitamina C, las del grupo B (B2, B5), pero también los oligoelementos como el hierro y el cinc.

En invierno, conviene consumir naranjas, clementinas, kiwis, col, y zanahorias. A pesar de que en invierno tenemos menos ganas de comer productos crudos, el consumo de verduras de esta forma es más necesario que en otras épocas del año.

Los complementos alimenticios, y concretamente los cócteles multivitaminados con sustancias minerales, ayudan también al sistema inmunitario para poder afrontar convenientemente el invierno.

Otros alimentos como los mariscos (cinc y hierro), legumbres (hierro y selenio), ajo, cebolla (vitamina C y selenio) refuerzan el sistema inmunitario. Finalmente, conviene consumir suficientes proteínas, útiles para la formación de los anticuerpos para prevenir las infecciones. Estas las encontramos en las carnes, pescados y huevos.

Más información – Los beneficios de comer naranjas


Escribe un comentario