Alimentación y reumatismo

 Hombre con dolor de espalda

Nuestra alimentación gobierna nuestra salud. Todos nuestros órganos dependen de ella para un correcto funcionamiento. Nuestras articulaciones también necesitan una correcta alimentación para funcionar como es debido. ¿Qué debemos comer para evitar los reumatismos?

En general, las personas que sufren algún tipo de reumatismo deben inclinarse por una alimentación rica en verduras. Es muy aconsejable no comer carne y dar prioridad al pescado, la fruta y las verduras.

Existe una serie de verduras que toda persona con problemas reumáticos debería consumir a diario. Es preferible consumir estos nutrientes en crudo o en ensalada, o cocidos al vapor, para preservar sus vitaminas y minerales. Lo ideal es tomarlos en zumo, todos ellos mezclados, en el desayuno, para empezar bien el día.

Las hojas del apio, y sus raíces son ricas en esencia aromática, en resina, en vitaminas del grupo B y en sales minerales. Lo ideal es tomar su zumo como tratamiento fortalecedor y curar los dolores de reúma.

La col es un alimento que flexibiliza las articulaciones y embellece la piel. A pesar de ser pobre en calorías, sin embargo es rico en vitamina C y en vitamina K. Contiene un esencia sulfurada que lo hace ser un buen antiséptico y revulsivo, pero igualmente es beneficioso para combatir los reumatismos. Se debe consumir a diario, y mejor en forma de zumo. La col roja (rica en pigmentos) es más activa que la col blanca.

El tomate es bueno para los reumatismos, gracias a su contenido en licopenos y en pigmentos carotenoides antioxidantes. En cualquier caso es mejor el consumo de aquellos que estén maduros. La toxicidad de los tomates verdes, al igual que sus hojas y tallos, proviene de un alcaloide, la solanina, que desaparece cuando el tomate está maduro. Un buen zumo de tomate al día es de lo más recomendable para proteger los cartílagos del cuerpo.

Más información – Beneficios de comer berro


Escribe un comentario