Alimentación y oligoelementos

 Verduras pinchadas en tenedores

Los oligoelementos son micronutrientes que están presentes en cantidades ínfimas en nuestro organismo. Normalmente se presentan en la alimentación, pero a veces podemos tener falta de ellos, o incluso tener excedentes.

Los oligoelementos intervienen en tanto que cofactores de enzimas. Dicho de otra forma, permiten que las enzimas hagan correctamente su trabajo, es decir que se produzcan correctamente las reacciones químicas en las que están implicados. Algunos intervienen en la composición de vitaminas, participan en la síntesis de hormonas, o hacen parte de los tejidos.

Los oligoelementos deben diferenciarse de los macroelementos (calcio, cloro, magnesio, fósforo, potasio, sodio…) que son útiles en mayores cantidades. Los oligoelementos están presentes en nuestro organismo a razón de menos de un miligramo por kilo. Los oligoelementos son diversos: hierro, flúor, yodo, zinc, cobre, manganeso etc.

Nuestro organismo no sabe fabricarlos. Por lo tanto deben ser aportados por la alimentación. Una alimentación normal y diversificada es suficiente para cubrir las necesidades del organismo.

En su defecto, y especialmente en caso de carencia grave, podemos aumentar su presencia gracias a la ayuda de algunos complementos alimenticios. Pero inversamente, los excesos tampoco son buenos. Más vale que sea el médico quien nos los prescriba.

Cada oligoelemento tiene propiedades específicas. Una carencia puede, sin embargo, estar implicada en numerosos síntomas generales: baja forma, fatiga, vulnerabilidad al estrés, falta de concentración, alteraciones en la piel. Una carencia puede contribuir al aumento de los riesgos cardiovasculares, una baja de las defensas inmunitarias, riesgo de osteoporosis, e incluso cáncer.

Más información – Cobre, un oligoelemento muy importante


2 comentarios

  1.   liliana dijo

    articulo poco serio hablan de oro y plata en nuestro organismo son de cuarta.

  2.   liliana dijo

    He leido mas y encontre mas de lo mismo quizas peque de ignorante pero que alguien me explique lo de oro y plata en nuestro organismo.

Escribe un comentario