Alimentación y diabetes

 Azúcar

La diabetes está producida por culpa de los excesos alimenticios. Las personas diabéticas comen más con relación a sus necesidades y a su desgaste energético, y por eso están más gordas. La alimentación no es la única razón, los factores genéticos también son importantes. En efecto, todas las personas demasiado gordas no son diabéticas, esta enfermedad sobreviene simplemente a las personas que tienen cierta predisposición.

Desde hace 50 años, los diabéticos son cada vez más números. La razón es que cada día comemos más, y que gastamos menos energía. El tratamiento del diabético es entonces lógico: gastar más y comer menos, y sobre todo comer mejor evitando los errores que hacen engordar.

Este tratamiento eficaz es sencillo, pero difícil de poner en práctica, porque requiere cambiar los comportamientos de vida. Por tanto, perdiendo algunos kilos, la tasa de azúcar puede volver a la normalidad.

En cuanto al desgaste energético, se deben aplicar algunos consejos que no son nada complicados. Lo más sencillo es aprender de nuevo a caminar: para aquéllos que viven en ciudad, bajarse una parada de metro antes del destino final es muy útil, y terminar el recorrido caminando.

Tomar las escaleras en vez del ascensor, y el fin de semana programar una hora de caminata tanto el sábado como el domingo. La natación, o la bicicleta, son excelentes prácticas deportivas. Sabemos que 45 minutos de caminata al día son muy beneficiosas para la salud.

Más información – Diabetes y alimentación


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario