La importancia de la alimentación en la salud del cerebro

Cerebro sano

La alimentación juega un papel muy importante en la salud cerebral

“Mens sana in corpore sano”, ya lo dijeron los romanos. Y es que ellos también sabían, como la ciencia se encargó de demostrar siglos más tarde, que todos los procesos a los que sometemos nuestro cuerpo, tanto positivos como negativos, repercuten directamente sobre nuestro cerebro.

No es de extrañar, por lo tanto, que la memoria, uno de los ejercicios más importantes que realiza nuestro cerebro, esté ligada de una forma mucho mayor de lo que algunos creen a nuestra alimentación, ya que muchos de los elementos que utiliza nuestro organismo para realizarlo provienen de lo que ingerimos.

De este modo, en una dieta para ayudar a la memoria o, simplemente, preservarla, no pueden faltar alimentos ricos en calcio y fósforo, los cuales ayudarán a la transmisión de información entre las neuronas.

Otro de los elementos que nuestra memoria agradecerá es el cobre, el cual podemos encontrar en la leche y sus derivados, así como en las espinacas, la yema de huevo o el hígado. Además, también está especialmente indicado para los estudiantes, ya que proporciona concentración.

Tampoco debemos olvidarnos del magnesio, que estimula el buen funcionamiento de las neuronas; el marisco, los pescados y la levadura de cerveza, que, por sus altos niveles de glucosa, aminoácidos y oligoelementos, activan la potencia cerebral; y los carbohidratos, que son siempre una gran fuente de energía para el cerebro.

Más información – Alimentación para reforzar la memoria


Escribe un comentario