Alimentación para tonificar los glúteos

Glúteos de Rihanna

A la hora de tonificar los glúteos, las sentadillas son el método por excelencia; sus resultados están fuera de toda duda. Sin embargo, como siempre que tratamos de tonificar una parte de nuestra cuerpo, hay que prestar una atención máxima a la dieta.

Además de ser alta en calorías, la comida rápida también es rica en sodio, lo que implica que se produzca una retención de líquidos, la cual no sólo nos hace parecer hinchados, sino que también provoca un letargo que puede interferir a la hora de ejercitarnos y tonificar los glúteos.

Si estás tratando de endurecer los músculos de tu trasero, también deberías limitar la cantidad de carbohidratos, ya que, aunque son una incomparable fuente de energía, se almacenan en forma de grasa en el abdomen, caderas y glúteos si no se queman rápidamente. Otro grupo de alimentos enemigo de los glúteos tonificados son las bebidas carbonatadas y en general todas las bebidas envasadas, ya sean a base de zumo o de leche.

Qué comer para tonificar rápidamente los glúteos

Hasta ahora, hemos hablado de lo que no hay que comer a la hora de tonificar los glúteos, pero ¿qué hay de aquellos alimentos que son beneficiosos para alcanzar este objetivo? También los hay, por supuesto. Si además de practicar sentadillas diariamente, introducimos en la dieta verduras de hoja verde como las espinacas, carnes blancas sin piel, cereales integrales y fruta obtendremos una energía que nos facilitará ejercitarnos y tonificar los glúteos.


Escribe un comentario