Alimentación para la menopausia

Verduras

La menopausia es una etapa de la vida de una mujer importante, a través de la cual comienza una nueva forma de vida. Este momento particular puede tener sus ventajas, pero es verdad que la menopausia hace que se sientan toda una serie de síntomas, como el aumento de peso, por eso conviene seguir ciertos consejos saludables.

Leche: Desnatada.

Queso: Evitar los que son ricos en materias grasas y ricos en sodio, para evitar la retención de líquidos.

Yogur: Desnatados, sólo o con frutas o cereales sin azúcar.

Huevos: Consumir tres huevos a la semana.

Carne: Comer tres veces por semana pescado de mar, pollo sin piel dos veces y carne de ternera sin grasa. Las formas de cocción sugeridas son a la plancha, al grill, al horno. Evitar las frituras.

Las verduras: Preferentemente crudas, porque tienen la propiedad de ser tónicas, Si se tienen problemas de hinchazón, se comienza a poner a prueba la tolerancia a las verduras cocidas subdivididas, y luego con las verduras crudas. Se deben incorporar los espárragos, alcachofas, brócolis, espinacas, etc. Patata, batata, maíz, intentando comer una vez a la semana reemplazando a los cereales.

Frutas: Preferentemente crudas. Conviene elegir las frutas que tienen la propiedad de ser diuréticas como la piña, el melón, el melocotón, la pera, la manzana, etc. Los plátanos se deben consumir sólo una vez a la semana. Evitar el coco.

Cereales: Integrales, como el arroz, el germen de trigo, el sésamo, girasol, lino, levadura de cerveza, lecitina de soja, sémola o granos integrales, pan de trigo integral.


Escribe un comentario