Algunos hábitos comunes que deterioran la salud el rostro

una-chica-fumando-cigarro

La piel delicada del rostro requiere una serie de cuidados especiales desde la más joven edad, para no sufrir el impacto negativo de los radicales libres y de los agentes del medio ambiente que deterioran la salud. Hoy en día, existen diferentes maneras de nutrir y regenerar la piel con el fin de mantener firme y radiante durante más tiempo la piel de la cara.

Sin embargo, cuando se pretende cuidar la piel, los productos de belleza no son suficientes porque ese aspecto depende en gran parte de hábitos de vida cotidianos. A pesar de que tenemos tendencia a ponerlos de lado, existe una lista de cosas que realizamos cada día y que provocan daños y alteraciones en la piel.

Por esta razón, vamos a ver algunos hábitos comunes que tienen tendencia a estropear el aspecto del rostro, con el fin de que se puedan tener en cuenta y modificarlos en la medida de lo posible.

No utilizar crema solar

Para nuestra salud y nuestra belleza, todo el mundo debería utilizar crema solar a diario, incluso si hay poco sol. Se ha demostrado que este producto tiene la capacidad de proteger la piel frente a los daños y a las quemaduras provocadas por la exposición solar. El hecho de exponerse al sol sin ningún tipo de protección provoca un daño celular muy difícil de reparar, acelera el proceso de envejecimiento a largo plazo, y puede influir en la aparición del cáncer de piel.

Fumar

Las mujeres que fuman no debe extrañarse si ven aparecer sobre su rostro manchas, pecas, ojeras, y otras alteraciones de la piel. La nicotina del cigarro provoca una contracción de los vasos sanguíneos de las capas superficiales de la piel, lo que reduce la capacidad para transportar oxígeno y otros nutrientes necesarios para conservar la salud y la belleza.

Consumir alcohol en exceso

La intoxicación y la deshidratación provocadas por el alcohol que llega a la sangre se refleja a nivel del estado de la piel. Las personas que no controlan su consumo de alcohol tienen tendencia a sufrir manchas y arrugas a una edad precoz.

No tratar el acné de forma adaptada

Los cambios hormonales a los que se ven expuestas las mujeres a lo largo de la vida les lleva a desarrollar un acné en función de los periodos. Uno de los errores más comunes es intentar eliminar los granos con las uñas, o con diferentes cremas comerciales cargadas de productos químicos. El hecho de romper los granos puede provocar lesiones y cicatrices, y las cremas pueden ser agresivas para el rostro. En este caso, habría que retirar la impureza y la suciedad con un limpiador o un exfoliante facial, y completar su uso con un producto concebido para combatir este problema.


Escribe un comentario