Algunos consejos para disfrutar de los beneficios de la marcha activa

Marcha

La marcha activa es algo excelente para la salud y es ideal para mantener la forma. Ciertamente se trata de una actividad que conviene inscribir en el empleo del tiempo de cada uno de forma imperativa. Los beneficios de la marcha activa son numerosos puesto que reducen los riesgos cardiovasculares pero también la diabetes, la hipertensión, etcétera.

La marcha tónica es una actividad física que no requiere mucho esfuerzo, pero con un gran impacto sobre el físico y la parte mental, con el fin de mantener el capital forma.

Caminar por la montaña

Antes de comenzar un sendero en alta montaña, se debe comenzar practicando la marcha activa de forma frecuente y así mantener la forma y la salud. Caminar con cierta regularidad es una actividad particularmente recomendada hoy en día. La marcha activa es eficaz para el refuerzo muscular, la pérdida de calorías y liberar tensiones diarias.

Caminar es indispensable para la salud

La marcha activa es por lo tanto indispensable para la salud y la OMS aconseja caminar cada día de manera sostenida durante al menos 30 minutos. Además, caminar es una práctica accesible a todos. Incluso si no se puede caminar por un bosque o cerca del mar, existen aparatos de marcha que son ideales para recuperar una buena forma física.

Independientemente de vuestra elección, lo importante es caminar, no importa la edad ni la condición física. Sí además buscáis un mayor argumento de motivación, lo ideal es ir a caminar con un amigo o una compañera.

Caminar frecuentemente por placer

Lo ideal para caminar, es comenzar por pequeños recorridos. Y sobre todo dejar el coche en el garaje a la hora de llevar los niños al colegio, ir a hacer las compras al mercado, o desplazarse hasta la oficina.

También conviene disfrutar del entorno para caminar. Un paseo en el campo, o por un parque, una caminata al borde del mar, o por un bosque cerca de casa, es una buena elección. Independientemente de vuestra condición física, caminar todos los días y poco a poco, despierta el placer por este tipo de actividad y renueva la relaciones con la naturaleza.

Caminar para ponerse en forma

Si decidís caminar para poneros en forma, debéis pensar en equiparos con un buen par de calzado adaptado para la actividad. Lo más aconsejable son los calzados de senderismo porque duran mucho más tiempo.

Si decidís caminar regularmente, podéis utilizar un podómetro o una aplicación para el smartphone, puesto que motiva con las distancias recorridas y los diferentes tiempos registrados. Estos accesorios útiles para la caminata, se pueden obtener fácilmente consultando una página especializada de Internet o acudiendo a una tienda deportiva.


Escribe un comentario