Algunos consejos eficaces para perder vientre practicando abdominales

addominales

Para perder vientre no hay nada mejor que algunos ejercicios y actividades adaptadas. Si queréis perder la grasa abdominal y muscular de esta zona al mismo tiempo, las sesiones de ejercicios de abdominales son indispensables. Para los principiantes, conviene comenzar por los abdominales crunch. Para ello, conviene adoptar la siguiente posición, tumbados sobre la espalda, las piernas flexionadas, los pies en el suelo y las manos detrás de la cabeza. Se remonta el busto expirando. Se inspira volviendo a la posición inicial, y luego se vuelve a comenzar unas 20 veces.

Se comienza por 4 series de 20 abdominales tres veces a la semana y se va aumentando el número y la frecuencia a medida que se van haciendo progresos. Para perder vientre también es necesario practicar abdominales plancha. Correctamente efectuado, este ejercicio solicita particularmente los abdominales oblicuos, es decir los músculos externos del abdomen, lo que lo hace particularmente interesante si se combinan con los abdominales crunch.

Conviene adoptar esta posición, tumbados sobre una colchoneta de ejercicios, con la cara frente al suelo, los codos y antebrazos debajo del pecho. Se levanta el cuerpo apoyándose en los dedos de los pies y se mantiene la posición gracias a la compresión de los músculos del tronco. Hay que mantener la espalda recta y mantener las caderas inmóviles. Se mantiene la posición durante 30 segundos, y luego se vuelve a comenzar.

Los abdominales bicicleta son conocidos por su eficacia, y permiten igualmente trabajar los abdominales oblicuos. Se trata de un ejercicio ideal para perder vientre de forma eficaz.

La posición que se debe adoptar es la siguiente, tumbados sobre la espalda, los dedos ligeramente apoyados sobre las sienes. Se levantan las rodillas hacia el pecho solicitando los músculos del tronco y se utilizan estos mismos músculos para levantar los hombros del suelo. Luego se pone recta la pierna derecha y se acerca el codo izquierdo hacia la rodilla derecha, y luego se alterna el movimiento, codo derecho-rodilla izquierda, y codo izquierdo-rodilla derecha. Conviene repetir cada movimiento unas 15 veces, comenzando por 3 series tres veces a la semana.


Escribe un comentario