Algunos consejos alimenticios para combatir la hipertensión

 Hipertensión

Como le ocurre a mucha gente hoy en día, los problemas de tensión os preocupan mucho. A pesar de respetar al pie de la letra el tratamiento impuesto por el médico, ciertos buenos hábitos alimenticios son igualmente indispensables. ¿Cómo reducir la ingesta de sal? ¿Hace falta comer más ligero? ¿Mantequilla o margarina? Veamos algunos consejos alimenticios indispensables para reconciliaros con vuestras arterias.

La alimentación es esencial para los problemas de hipertensión. En caso de hipertensión, lo esencial es reducir el consumo de alcohol: no más de tres vasos de vino al día para los hombres, y dos vasos para las mujeres.

El sobrepeso es el enemigo número uno de vuestro corazón y de vuestras arterias. Acumular kilos de más y la hipertensión son dos combinaciones que se deben evitar a toda costa. Reequilibrar la alimentación es fundamental en caso de sobrecarga ponderal.

Por supuesto, el médico os ha puesto sobre aviso con relación al exceso de sal. En efecto, se debe consumir menos de 6 g al día en caso de hipertensión. Por supuesto, esto comienza quitando el salero de la mesa. Pero también se deben evitar los alimentos preparados, demasiado ricos en sodio: charcutería, platos precocinados, ciertas conservas y quesos. También tenéis que tener cuidado con la sal de los cereales.

Más información – Alimentos ricos en magnesio, fuentes de salud


Escribe un comentario