Alergias alimentarias y lactantes

44

Según las estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, cuatro de cada 100 niños desarrolla alguna reacción alérgica a los alimentos, pudiendo oscilar entre leve y grave.

Así los niños menores de 5 años presentan un mayor índice de alergias a los alimentos comparados con los niños mayores, pero las alergias se dividen por igual entre niños y niñas, sin embargo las reacciones alérgicas en los bebés son mas comunes.

De acuerdo con la Universidad de Maryland Medical Center, cuando los padres son alérgicos a los alimentos, la posibilidad es del 75 por ciento para que su bebé la desarrolle también, pero si sólo uno de los padres es alérgico, el porcentaje oscila entre el 30 y el 40 por ciento.

Si un niño tiene una alergia a los alimentos, su sistema inmune reacciona a a una sustancia inofensiva contenida en un alimento particular, como una respuesta defensiva a la invasión de un alérgeno por parte del sistema inmunológico. En la mayoría de los casos las alergias alimentarias tienden a ser leves, siendo los casos graves cuando se llega al shock anafiláctico, y cuando este se produce se pone en riesgo la vida, por inflamación de las vías respiratorias y la lengua, impidiendo la entrada de aire.

Entre los alimentos posibles que pueden inducir a una alergia alimentaria mencionaremos los siguientes; fresas, cacahuetes y mariscos, son los que podrían provocar una reacción alérgica severa en algunos niños, por lo cual se debe tener mucho cuidado por ejemplo, al introducir las fresas a la dieta de un bebé.

Consejo saludable: la primera vez que usted alimente a su bebé con fresas, trate de observar cualquier reacción adversa, ya que en la mayoría de los casos, los síntomas se manifiestan casi inmediatamente después de la ingestión, por ello los padres deben poner especial cuidado cuando hay antecedentes familiares de alergias alimentarias.

Imagen: MF


Escribe un comentario