Alergias alimentarias en la infancia

Alergias alimentarias en la infancia

La alergia alimentaria se debe al efecto negativo que un alimento provoca en una persona, en este caso un niño, generando una reacción del sistema de defensas contra el componente del alimento. Todas estas alergias de la infancia preocupan a los padres y son motivo de consulta con el pediatra.

Muchas veces tenemos que diferenciar las alergias alimentarias de la atopía y de la intolerancia a ciertos alimentos. Veamos sus significados:
Atopía es una predisposición genética al desarrollo de alergia con presencia de anticuerpos específicos en la sangre.
Intolerancia alimentaria es la reacción adversa a un alimento no mediada por el sistema inmunitario.

La prevalencia de alergias alimentarias en los niños es alta, de 4% a 6%. Esto se debe a inmadurez del sistema inmunitario y del intestino (reducción en la eficiencia de la barrera mucosa), y a otras causas como ser:

  • Genéticas, herencia familiar.
  • Factores ambientales, exposición temprana a diferentes alergenos y mejora de las condiciones higiénicas (en países desarrollados).

Síntomas de alergia alimentaria, según las regiones afectadas:

  • Piel– picazón, eritema, hinchazón y enrojecimiento.
  • Gastrointestinal– edema de boca, náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea, materias fecales con sangre, anemia y fallas del crecimiento.
  • Aparato respiratorio– rinitis, tos, broncobstrucción y asma.
  • Ocular– prurito y edema.

En casos extremos puede producirse una reacción generalizada, como el shock anafiláctico, causante del edema de glotis, potencialmente mortal.

¿Cuándo ocurre?
La reacción alérgica al alimento puede darse poco después de la ingestión del mismo o dentro de una a tres horas de haberlo ingerido. Esta alergia hace que el niño presente los síntomas incluso con pequeñas cantidades del alimento que la provoca.

¿Cómo prevenirla?
No permitir el consumo del alimento/s que le causan reacciones adversas al niño.

Los alimentos más alergénicos según el Comité de Etiquetado de Alimentos son:

  • Cereales con gluten
  • Crustáceos y pescados
  • Soja
  • Huevos
  • Leche
  • Maníes y otros frutos secos
  • Sulfitos, son sales usadas como antioxidantes en la industria alimentaria

Todos estos alimentos deben ser declarados en la etiqueta del producto.

En los niños los alimentos que más causan alergias son la leche de vaca y los huevos. La alergia a la leche de vaca se da mayormente en los primeros meses de vida (2 a 7,5%) disminuyendo hacia la edad adulta. Dos de cada 3 niños con esta alergia tienen antecedentes de Atopía en su familia sobretodo por vía materna.

Fuente | Nutriguía para Todos


Escribe un comentario