Adelgazar saludablemente: La dieta de los genes

03

Hay un método más para hacer dieta que se llama la dieta de Genes, un método dietético que tiene como principio un secreto para controlar el peso o reducir el riesgo a la enfermedad y que está en los genes.

De acuerdo con health me up, este método dietético fue formulado por Floyd Chilton PhD, basándose en que las sustancias bioactivas contenidas en los alimentos envían mensajes directamente a un gen, lo que hace al cuerpo más saludable, así la dieta de los genes es inteligente y hace hincapié en que lo que comemos afecta la forma de trabajar de los genes, incluyendo el sistema inmunológico y anti-inflamatorio en el cuerpo.

El secreto de la dieta radica en maximizar la forma en que funcionan los genes, para lo cual se debe mejorar la ingesta nutricional con el consumo de alimentos ricos en fibra, polifenoles y ácidos grasos omega 3. Esto debe ir acompañado de ejercicios para perder peso, combinación que se va a traducir en la reducción del riesgo de la enfermedad.

El desarrollo de esta dieta se basa en el principio de que los genes en el cuerpo no están hechos para trabajar con los alimentos procesados, por ello solo si comemos alimentos naturales, los genes actúan de forma efectiva para mejorar el nivel de inmunidad.

Por lo tanto la dieta recomienda aumentar la ingesta de ácidos grasos omega-3, que son los componentes claves de esta dieta, brindando como beneficio la prevención de la osteoporosis, hipertensión, problemas de la menopausia y el equilibrio hormonal en las mujeres. Además del consumo de fibra es muy útil para la pérdida de peso y la limpieza del sistema digestivo.

Los alimentos que están permitidos en esta dieta son:

  • Pollo
  • Pescados y mariscos, como cangrejos, peces y camarones
  • Trigo
  • Frutas
  • Vegetal
  • Bajo contenido de grasa los productos lácteos como la leche descremada
  • Claras de huevo
  • Nueces
  • Chocolate oscuro

Los alimentos que no están permitidos en esta dieta:

  • Bebidas alcohólicas, excepto vino tinto en pequeñas cantidades
  • Cordero y carne de res
  • Alto contenido de grasa los productos lácteos
  • De comida rápida como hamburguesas y papas fritas
  • Queso

Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario