Adelgazar a base de productos light

 Mujer delgada

Existen dos tendencias opuestas que se han desarrollado en paralelo. Una es la moda de los productos light, suscitada por la necesidad de bajar las necesidades energéticas debidas al sedentarismo. La otra es la posibilidad permanente de adquirir productos cada vez más ricos y más grasos y azucarados, favoreciendo así un sobreconsumo calórico.

De esta forma, el hombre ha buscado alternativas a los productos hipercalóricos que respetan los nuevos modos de consumo: gusto azucarado, snack, untuosidad de las texturas lipídicas, etc. Los productos “light” podrían corresponder a la necesidad de quitar calorías sin dejar de disfrutar.

En la práctica, se distinguen dos tipos de productos light: los que menos grasas y azúcares contienen. Con el fin de disminuir el consumo de azúcar (sacarosa), preservando el sabor dulce, se recurre a los edulcorantes intensos: sacarina, aspartamo, etc.

Una vez incorporados en los productos alimenticios, estos últimos son llamados “light”. Por otra parte, los edulcorantes intensos se venden en comprimidos o en polvo, con el fin de endulzar los alimentos, las bebidas, o los postres. En cuanto a la eliminación de grasas, se pueden consumir productos lácteos (descremados, o semidesnatados), componer salsas con pocos lípidos, o utilizando mantequilla o margarina con menos contenido en grasas.

Pero también se pueden reemplazar las materias grasas por una sustancia que respete la untuosidad de los alimentos y la textura de los lípidos.

 Más información – El yogur, beneficios para la salud


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario