Adelgaza y cuida tu piel con el pepino

El pepino pertenece a la familia de las curcubitáceas y proviene de la India y es muy adecuado para regímenes de adelgazamiento y mantener en buen estado la piel y las mucosas.

El pepino es un alimento muy útil en obesidad y regímenes de adelgazamiento por su gran contenido en agua, ya que más del 90% de su contenido es agua y aporta un mínimo valor calórico.

Para las personas que quieran bajar de peso o sufran de retención de líquidos, una cura de pepinos en primavera es ideal para conseguir estos fines, a la vez que desintoxican su organismo. Gracias a  su contenido en fibra, ayuda a mantener limpio el intestino.

Es un buen restaurador de la mucosa, en especial para aquellos que sufran problemas estomacales o diarrea.

Aporta hidratos de carbono, proteínas y fibra y vitaminas A, E y C y del grupo B, como B2 y B6 y niacina y minerales como potasio , fósforo, magnesio, hierro y calcio.

Sus semillas machacadas y mezcladas con azúcar, tomadas en ayunas, ayudan a expulsar los gusanos intestinales.

Dos rodajas de pepino colocadas sobre los ojos, constituye un remedio relajante para combatir las ojeras, hinchazones, orzuelos o conjuntivitis.

Triturado es muy recomendable para aplicar externamente en casos de dermatirtis, acné y en exposiciones prolongadas al sol; por su riqueza en agua y aceites es uno de los mejores remedios para el cuidado de la piel.

Es un excelente reparador de la mucosa


Escribe un comentario