Aceite de oliva, siempre salud

image Los efectos beneficiosos del aceite de oliva trascienden los tiempos, ya que acompañó al hombre a través de la historia brindándole salud sin saber sus alcances, que hoy si podemos evaluar en particular por formar parte de la dieta que ocupa el primer lugar a nivel mundial, como la más completa o equilibrada, que es la “Dieta Mediterránea”.

El aceite de oliva debe su virtudes a un alto contenido de ácidos grasos mono-insaturados y de sustancias antioxidantes, que alcanzan todos niveles orgánicos, equilibrando, protegiendo y nutriéndolos.

Los estudios han demostrado que el aceite de oliva protege contra las enfermedades del corazón mediante la disminución del colesterol LDL (malo), mientras que eleva los niveles de colesterol HDL (bueno).

Su relación de grasas mono-insaturadas buenas para la salud es de 1 a 3, algo que ningún otro aceite contiene, basadas principalmente en el ácido oleico.

El aceite de oliva es muy bien tolerado por el estómago, de hecho cumple una función protectora del mismo, que se traduce en un efecto beneficioso sobre las úlceras y las gastritis.

El aceite de oliva activa la secreción de hormonas biliares y pancreáticas de forma mucho más natural que las drogas recetadas, por lo tanto, disminuye la incidencia de la formación de cálculos biliares y ciertas recetas naturistas, logran disminuir su tamaño o eliminarlos, cuando se encuentran instalados, sin necesidad de llegar a la cirugía.


Escribe un comentario