Aceite de coco una de las mejores alternativas al aceite de oliva

aceite-de-coco

Aunque parezca increíble el aceite de coco es uno de los más saludables que podemos encontrar en el mercado, sin embargo, el aceite de oliva es el más utilizado en la cocina ya que sus propiedades le hacen imbatible.

El aceite de coco es perfecto para cocinar ya que no se vuelve tóxico con las altas temperaturas. El coco de por si, es un fruto que tiene grandes propiedades y es muy beneficioso para nuestro organismo y por ello, consumirlo en forma de aceite nos puede resultar muy útil para mantenernos saludables.

Tanto para cocinar o para utilizar el aceite con un fin de belleza será tu mejor aliado. A continuación os contaremos de dónde viene este aceite casi milagroso y cómo lo podemos consumir.

Procedencia del aceite de coco

Este aceite se elabora a partir de cocos frescos pelados y molidos, se dejan secar en armarios especiales de baja temperatura haciendo que sus propiedades no se escapen y queden intactas.

Una vez rallado el coco se prensa en frío para obtener el aceite de coco virgen extra. Existen otros métodos, pero no los aconsejamos porque el resultado no es saludable. Este tipo de aceite se puede conseguir en tiendas ecológicas y de productos naturales y biológicos.

Su precio puede ser elevado, en cambio, un tarro de 700 mililitros puede durarnos hasta 6 meses ya que necesitamos poca cantidad para cocinar con él.

Propiedades del aceite de coco

El aceite de coco se puede transformar con el frío y el calor, con el calor se derrite y con el frío se condensa fácilmente, tiene una consistencia parecida a la mantequilla. Con esta característica nos permite jugar con ella y realizar distintas recetas y distintos postres.

Es de origen 100% vegetal y no contiene ningún otro ingrediente añadido. Su aroma y sabor son muy suaves y es ideal para cambiar el sabor de nuestros platos más tradicionales, el sabor del coco siempre nos recodará a algo más tropical y exótico.

Sus mayores ventajas

  • Este aceite es ideal porque no se oxida con las altas temperaturas y además, conservará siempre sus nutrientes.
  • Sólo el aceite de oliva y el aceite de coco tienen esta característica, por ello, les convierte en los más saludables. Además, el aceite de coco nos permitirá dar ese toque diferente a nuestros platos.
  • Aunque salga más caro, también podemos freír con este aceite, porque no se adultera y mantiene las propiedades, además, los alimentos absorberán menos grasa.
  • Es un aceite muy duradero, con muy poquita cantidad podemos cocinar grandes platos, por lo que su precio inicial tan elevado puede ser compensado con el tiempo.

No dudes en probar el aceite de coco virgen extra, utiliza tu imaginación y cambia el aceite de oliva por este, notarás la diferencia y tu organismo también.

 

 


Escribe un comentario