A dieta con tu comida favorita

Postres deliciosos

Hacer dieta es algo muy recomendable pues llegar al peso ideal ofrece muchas ventajas para el cuerpo, la autoestima y la calidad de vida; sin embargo, este proceso no debe  convertirse en un sacrificio ni ser sinónimo de martirio.

Con disciplina, voluntad y una adecuada planeación, es posible seguir disfrutando de tus platillos favoritos y de una gran variedad de alimentos, por lo que tu dieta puede transformase de algo aburrido a un suceso divertido y alentador.

Ya sea una copa de vino, tocino en el desayuno, tu pastel preferido o una deliciosa pizza, puedes incluir todos estos alimentos a tu régimen de vez en cuando si realizas los siguientes consejos:

  • Haz ese ejercicio extra

Si normalmente haces poca actividad, o aun cuando ya tengas una rutina de ejercicios establecida, gánate el derecho a deleitarte con algún postre exquisito; ¿cómo? haciendo más ejercicio. Ya sea caminando, haciendo bicicleta o el quehacer de toda tu casa, una vez quemadas esas calorías podrás recuperarlas con tus antojos predilectos sin miedo a que te hagan engordar.

  • Reduce porciones

El consentirte de vez en cuando no significa comer hasta el cansancio, pues es mejor comer porciones pequeñas de lo que te encanta una o dos veces a la semana, que esperar todo el mes para comer un kilo de chocolates de una sola vez.

  • Sustituye ingredientes

El aceite, el azúcar y los lácteos son sólo algunos de los ingredientes que puedes sustituir por otros bajos en grasa y calorías, con lo que podrás comer sin culpa otros alimentos que para ti son insustituibles y que bien valen la pena consumir.

  • Para eventos especiales

Si tienes alguna comida o cena importante donde sabes que vas a ingerir más calorías de lo normal, trata de comer moderadamente durante el resto del día –o incluso de la semana- para hacer espacio a dichas calorías.

Fuente: Weight Watchers Semanal

Imagen: freephotos


Escribe un comentario