8 hábitos que dañan al hígado

Grasas que son dañinas

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo pues se encarga de diversas tareas, entre las que se encuentran la producción de bilis y la desintoxicación del cuerpo -además de funcionar como reservorio de sustancias esenciales para el organismo como minerales, vitaminas, carbohidratos y grasas-.

Sin embargo, muchos de nuestros hábitos cotidianos afectan la salud de nuestro hígado provocando, en muchas ocasiones, daños que son irreversibles y que podrían evitarse modificando sólo algunos de estos hábitos. A continuación, algunas prácticas que es conveniente erradicar:

  1. Dormirse tarde y despertarse tarde.- Como ya se había comentado, durante la noche el cuerpo aprovecha para desintoxicar el organismo, por lo que dormir y despertar a deshoras dificulta este proceso.
  2. No orinar por la mañana.- Aunque esto es más dañino para los riñones, el hígado también resulta afectado.
  3. Comer demasiado.- Se deben evitar en especial los alimentos grasos para no hacer trabajar en exceso a este órgano.
  4. Saltarse el desayuno.- Como reservorio de grasas y azúcar, este mal hábito evita que el hígado descanse.
  5. Ingerir medicamentos.- Estas sustancias dañan al hígado –en especial cuando se auto recetan-.
  6. Consumir conservadores, colorantes y endulzantes artificiales.- El hígado procesa todas estas sustancias químicas, mismas que lo dañan a largo plazo.
  7. Consumir aceites no saludables.- Hay que reducir la ingesta de alimentos fritos, en especial cuando se está cansado o enfermo.
  8. Consumir alcohol.- Esto puede lesionar al hígado de por vida ocasionando enfermedades muy serias como la cirrosis.

El mantener buenos hábitos de alimentación, ejercicio y descanso desemboca en un estilo de vida más sano y positivo para nuestro organismo. No obstante el modificar muchos hábitos de una sola vez puede resultar abrumador, por lo que se sugiere como opción elegir únicamente uno hasta que se logre cambiar, y de ahí continuar con el siguiente.

Imagen: flickr


Escribe un comentario