8 Consejos saludables para la Oficina

Sólo por el hecho de que pases en tu escritorio 8 horas al día, no significa que puedas utilizar esto como una excusa para no comer saludable y dejar que tu salud sufra.

Existen alternativas saludables que te permitirán alimentarte correctamente aunque no estés en tu casa. Estos son algunos consejos que te ayudarán a comer más sano y permanecer más en forma, incluso si estás en la oficina:

1. Mantén el control de la cafeína:

La cafeína puede ser beneficiosa -te mantiene alerta y te hace más productivo- pero es importante limitar el consumo a 2 tazas de café al día. De otra manera puede deshidratarte, y crearte otros problemas.

2. Mantente hidratado:

Bebe mucha agua para mantener tu sistema hidratado. Si esto significa unos cuantos viajes al cuarto de baño, no te preocupes, al contrario eso está bien también. Esto limpia los riñones de los residuos.

3. No te saltees el desayuno:

Si te saltea el desayuno, seguro te encontrarás con una merienda llena de grasas y azúcar, producto del hambre desmesurado que tendrás por no haber comido nada en la mañana, así que tomate el tiempo necesario para un desayuno saludable, te llenarás, y  te sentirás llena de energía a medida que avanza el día.

4. Lleve bocadillos saludables a la oficina:

Almacena en tu cajón alguna frutas de temporada, yogur sin azúcar, frutos secos, palitos de zanahoria o apio, y galletas de grano entero, y todo tipo de bocadillos saludables. Esto podría salvarte si no has podido comer bien en el desayuno o si no tienes tiempo para el almuerzo adecuado.

5. Lleva las sobras de la cena:

Esto te puede ahorrar tiempo, esfuerzo y dinero en lugar de hacer el almuerzo para llevar a la oficina o salir a comer afuera, puedes aprovechar la comida de la noche anterior.

6. No festeje demasiado:

Colegas que obtienen promociones, despedidas y otros festejos en la oficina significa todo tipo de aperitivos poco saludables: pasteles, galletas, pizza y similares. Celebre con todos, pero no demasiado.

7. No se saltees comidas:

Como no se debe omitir el desayuno, no te saltees ninguna comida de otro tipo tampoco. Tómate un tiempo para dar prioridad a un almuerzo saludable. Esto te permitirá terminar tu jornada laboral de una mejor manera.

8. No comer en el escritorio

Hay muchas razones por qué no deberías hacer esto. En primer lugar, comer en tu escritorio significa que es probable que comas sin pensar, mientras revisas tu correo electrónico o haces otras tareas. Esto hace que sea mucho más probable que comas en exceso y probablemente no obtengas la sensación de saciedad y el disfrute que debes tener luego de una comida.

Fuente: Fitness Health Zone

Imagen: Flickr


Categorías

Consejos, Dietas

Lorena

Natural de Argentina, naci en abril de 1975. Estudie progrmación web, diseño gráfico y trabajo actualmente como editora de una red de blogs. Me... Ver perfil ›

Escribe un comentario