5 consejos para comer mejor en el trabajo

Comer en la oficina

De acuerdo a especialistas en la nutrición, una de las principales casusas por las que la gente aumenta de peso, es el tipo de alimentos que se consumen en el trabajo. Esto se debe principalmente a dos factores: al sedentarismo que implica estar sentado todo el día, y a los malos hábitos nutricionales que se tienen durante el horario laboral.

A continuación, algunas sugerencias para evitar esto:

  • Planea tu semana con antelación

Se sugiere elaborar menús semanales basados en alimentos nutritivos y bajos en grasas, como frutas, verduras y carnes magras. Asimismo, evitar las comidas rápidas o productos de máquinas expendedoras es indispensable, pues estos alimentos no nutren y por lo general aportan gran cantidad de calorías.

  • Desayuna

Ingerir una barra energética y leche no es un desayuno completo; opta por incluir jugos naturales, fruta, yogur y cereales como el salvado, para empezar el día con mayor energía y evitar llegar a la comida con un exceso de hambre.

  • Sé creativo

Algo imprescindible es la creatividad, pues si los menús son repetitivos, es probable que desertes y te vayas por el primer bocadillo suculento –pero nocivo- que encuentres.

  • Muévete y cuida lo que bebes

Cada cierto tiempo párate de tu silla, recorre algún pasillo o sube  y baja escaleras para quemar un poco de calorías. Asimismo, evita bebidas dulces que engordan sin aportarte energía; se recomienda beber sólo agua y café o té sin azúcar y con leche descremada.

  • Cuidado en la casa

Cabe mencionar como último punto que, incluso las personas que trabajan en casa deben prestar atención a lo que comen, pues también es fácil caer en la tentación desde el hogar. Asimismo es necesario establecer y respetar horarios de comida para así lograr una mayor disciplina.

Imagen: freephotos


Escribe un comentario