Cómo madurar un aguacate rápidamente

aguacate

El aguacate es una opción muy saludable para consumir siempre que se quiera. Compuesto de aceites esenciales cuidan de tu organismo, sacian y aportan un suave sabor a tus comidas.

Muchas veces el pequeño problema de los aguacates es que cuando los quieres consumir éstos todavía no están lo suficientemente maduros para su comerlos. 

El aguacate gusta mucho por su suave sabor y su textura cremosa, existen hasta 900 tipos de aguacates aunque los más populares son el “hass”, el que se utiliza para preparar guacamole y otro tipo más “fuerte” que se utiliza para otras recetas no tan cremosas.

Es complicado sabor cuándo está el aguacate perfecto para que no esté ni muy duro ni demasiado maduro, por ello, si compras algún aguacate muy duro te ayudamos a acelerar el proceso de maduración para que consigas los mejores aguacates y te vuelvas un experto.

Cómo madurar los aguacates

Microondas

Introduciendo el aguacate en el microondas los aplanarás en cuestión de minutos. Esta técnica puede alterar un poco su sabor, sin embargo, seguirá estando perfecto para utilizarlo para un guacamole, ensalada o batidos.

Pincha el aguacate varias veces por todos sus lados, colocado en un plato y tápalo para evitar que explote. Prográmalo durante 30 segundos, espera que se enfríe y estará listo para consumir.

Si no cuentas con microondas puedes hacer la misma técnica con el horno. Envuelve el aguacate en papel de aluminio, horneado durante 10 minutos a una temperatura de 200º.

Bolsa de papel

Este método es diferente, si introduces el fruto en una bolsa de papel podrá madurar más lentamente, en un par de días pero su sabor no se alterará. En este caso, junto al aguacate introduce también una manzana o un tomate maduro para aumentar la producción de gas etileno. Cierra la bolsa y colócala en una zona donde haya una temperatura alrededor de 18º y 24º.

Madurarlo una vez cortado

A veces nos pasa que nos adelantamos y lo cortamos, aunque todavía no esté para su consumo, no está todo perdido, puedes madurarlo si rocías las partes con jugo de limón y lo vuelves a cerrar siempre dejándole el hueso. Envuelve con papel film e introdúcelo en la nevera durante varios días.

Estos son algunos trucos que podemos llevar a cabo siempre que tengamos este fruto tropical a mano, no hay duda de que a muchas personas les encanta este fruto sin embargo, pocas conocen estos consejos.


Escribe un comentario