Tres consejos alimentarios para no engordar en primavera

Barbacoa

Las barbacoas representan una de las mayores amenazas para tu línea

En primavera es más sencillo perder peso, ya que la nueva estación nos anima a comer más fruta y verdura y aparece la primera oportunidad en meses de ejercitarnos al aire libre sin temor a coger un catarro. Sin embargo, los kilos de más pueden venir con la misma facilidad que el adelgazamiento si no vamos con cuidado. Aquí te damos tres importantes consejos para no engordar en primavera.

Tomar algo en una terraza después del trabajo puede inyectar cientos de calorías en el cuerpo que, a corto plazo, pueden transformarse en una indeseada acumulación de grasa en el vientre. Para evitarlo, pasa de los refrescos carbonatados, los batidos y los zumos artificiales y limita las tapas a una vez por semana. Las veces que salgas entre semana, apuesta por las aguas saborizadas y de vez en cuando por algún cóctel bajo en calorías. Si comes algo, intenta que cuente como merienda o cena para evitar el peso extra que causa el picoteo entre horas.

Disfruta de las verduras de temporada sin añadirles calorías extra. Evita ponerle quesos o salsas a los espárragos y otras verduras que llegan a los mercados con la nueva estación. Cocínalas al vapor o a la parrilla con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta. Cualquier otra cosa que les pongamos lo único que hará es estropear una excelente oportunidad de saciarnos a cambio de muy pocas calorías.

El buen tiempo invita a hacer barbacoas en casa con alimentos ricos en grasa como las hamburguesas y las salchichas como principales invitados. Para no engordar en primavera, es fundamental que cambies estos alimentos por verduras frescas, carnes blancas y pescado. Limita el número de cervezas a uno y de postre toma algo de fruta para terminar de redondear una barbacoa saludable.


Escribe un comentario