Cuatro comidas que parecen saludables pero no lo son

Pan multicereal

Echa un vistazo a estas comidas que parecen saludables pero no lo son para averiguar si estás ingiriendo algo pensando que es beneficioso cuando en realidad no representa ninguna ventaja para la salud y en algunos casos puede incluso ser perjudicial.

Los productos multicereal contienen diversos granos, pero la mayoría no son granos enteros. Dado que es ahí donde se encuentran los nutrientes que nos interesan, comer panes o cereales marcados con dicho título no supondrá ninguna mejoría para tu salud. De todos modos, antes de descartarlo, mira la lista de ingredientes para comprobar qué clase de granos aparecen. Si son enteros, adelante.

Los famosos ositos de goma y otras chuches blandas a menudo suenan como una buena opción de picoteo para los pequeños de la casa, pero no te dejes engañar por las palabras “zumo de frutas”. Estas golosinas no contienen fruta real, sino que están hechas de una mezcla de azúcar, concentrado de zumo, espesantes, colorantes y saborizantes. Estos ingredientes artificiales son prejudiciales para la salud, especialmente para los dientes.

También debes desconfiar de cualquier producto para el microondas anunciado como saludable. Puede que representen una manera rápida de obtener una comida, pero a cambio nos aportan sodio, grasa, azúcar y en muchos casos grasas trans y azodicarbonamida (un aditivo utilizado en los neumáticos y las colchonetas de yoga). Consumir regularmente comidas de microondas no es una buena idea para la salud, pues apenas aportan nutrientes. En su lugar, apuesta siempre por productos frescos.

En lo que se refiere al queso, el único que no engorda es el queso fresco. El resto de quesos que se anuncian como sin grasa o bajos en grasa son productos procesados que contienen una lista de aditivos muy larga. Come queso fresco a diario y tu variedad favorita una vez a la semana y aparta todo aquello que persigue imposibles, como un queso sin grasa.


Escribe un comentario