Cambiar la rutina de entrenamiento para aumentar la inteligencia

Personas practicando el running

Probablemente ya sabrás que cambiar la rutina de entrenamiento de manera periódica es muy importante, ya que evita quedarse estancados físicamente, pero ¿sabías que aprender y dominar nuevos ejercicios y deportes también es beneficioso para el cerebro?

A pesar de que resulta más cómodo repetir todos los días aquello que ya conocemos, ampliar horizontes y probar ejercicios nuevos y diferentes puede ayudar a tu cerebro a crecer y desarrollarse. El cerebro humano alcanza su máximo desarrollo a la edad de 20 años, pero todavía no está todo dicho en cuanto crecimiento de la corteza motora y desarrollo neurológico. Si trabajamos en nuevas habilidades en la edad adulta, podemos aumentar nuestra inteligencia y mantener la agudeza mental a medida que se envejece.

Cada nuevo ejercicio o deporte resultante de cambiar la rutina de entrenamiento supone un desafío para el cerebro, al que no le queda otra que adaptarse si no quiere morir. El resultado es un aumento de la materia gris, la parte del cerebro que procesa la información, así como una mejoría en la comunicación neuronal, notándose en una mayor rapidez mental.

Así que no dejes que tu cerebro se vuelva lento resistiéndote a cambiar tu antigua rutina. Aunque al principio los nuevos retos puedan parecer intimidantes o incluso imposibles, si le pones ganas y determinación, tu cerebro te seguirá a cualquier parte y te lo acabará agradeciendo en forma de una mente más fuerte en todos los sentidos. Y recuerda que esta norma no sólo es válida para el entrenamiento, sino para todas las facetas de la vida.


Escribe un comentario