Cinco alimentos que te están causando inflamación

Patatas fritas de bolsa

La inflamación crónica puede causar cáncer, enfermedades cardíacas y Alzheimer, entre otras enfermedades. Si sufres a menudo cosas que acaban en -itis (gastritis, otitis…), aquí encontrarás cinco alimentos que te conviene retirar de tu dieta en caso de que los ingieras habitualmente, pues pueden ser factores contribuyentes para la inflamación.

Los aderezos para ensaladas industriales se fabrican con aceites grasos omega 6, tales como el de cártamo o el de soja. Nuestro organismo no puede producir aceites grasos omega 6, por lo que está bien que lo aportemos a través de la alimentación. Sin embargo, abusar de los aderezos industriales provoca un exceso de este tipo de grasa en el cuerpo, lo que promueve la producción de sustancias químicas proinflamatorias.

Beber refrescos todos los días aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la inflamación, como, por ejemplo, las cardiopatías. La culpa la tienen las grandes cantidades de azúcar que contienen. Y las variedades light tampoco se salvan, pues los fabricantes sustituyen los azúcares con aspartamo, que también puede afectar a la inflamación del cuerpo.

Muchos almidones refinados, incluido el arroz blanco, tienen un alto índice glucémico, el cual se ha demostrado que estimula indirectamente la inflamación. Cuando comas arroz blanco y otros carbohidratos, controla las porciones. En el caso del arroz blanco se aconseja no sobrepasar la taza y media en una comida.

Abusar del alcohol causa inflamación, especialmente en el hígado, el órgano que ayuda a metabolizarlo. Una cerveza o una copa de vino al día no tiene por qué tener ningún efecto dañino sobre el organismo, pero si sobrepasas ese número por sistema es posible que quieras replantearte tus hábitos.

Las patatas fritas de bolsa suelen ir cargadas de sodio, lo que puede causar hinchazón en manos y pies, o solamente una hinchazón general por todo el cuerpo. Dado que resulta muy difícil parar una vez que se empieza una bolsa, sobre todo si es una de tus comidas preferidas, lo aconsejable es servirse una porción (alrededor de 30 gramos) y después esconder la bolsa bien lejos hasta el próximo día.


Escribe un comentario