Cómo perder la grasa del rostro para verte más guapa

Rostro mujer

Cada cara es distinta, y hermosa a su manera, pero si te sientes acomplejado por tu papada o porque tienes las mejillas regordetas, existen consejos prácticos para la vida cotidiana que pueden ayudarte a perder la grasa del rostro y conseguir así que su forma te resulte más satisfactoria, con el consiguiente aumento de autoestima.

Para empezar, hay que recortar el consumo de azúcar y sal. Es muy importante tener en cuenta que cuando se abusa de su uso se retiene una gran cantidad de líquidos adicional, lo que puede resultar en la hinchazón de las mejillas y la papada. Para prevenirlo, limita la ingesta de sodio a 1.500 miligramos por día y la de azúcar a 20 gramos como máximo. Verás cómo tu cuerpo sufre una transformación positiva en sólo unos días, y no sólo en el rostro, sino también en el vientre y las piernas, en el caso de que las tuvieras hinchadas.

Excluir de la dieta los alimentos procesados también tendrá resultados positivos en tu rostro. Adopta unos hábitos de vida saludables (come mucha verdura y legumbres) y añade unas cuantas sesiones de ejercicio semanales a la ecuación, y al cabo de unas semanas podrás comprobar como la grasa de tu rostro comienza a desaparecer.

Beber agua abundante no sólo nos mantiene hidratados, sino que también suprime el apetito (nos ayuda a comer menos y por lo tanto a mantener la línea) y lo más importante: mantiene la hinchazón a raya. No olvides beber al menos dos litros de agua diarios si quieres asegurarte de estar haciendo todo lo posible para elminar o prevenir las acumulaciones de grasa en la cara. Te aconsejamos mezclarla con limón o jengibre de vez en cuando para lograr una mayor desintoxicación y un mejor drenaje de los lípidos almacenados por todo el cuerpo.


Escribe un comentario