Difusores de aceites esenciales para calmar la ansiedad y levantar el ánimo

Difusor de aceites esenciales

Si estás atravesando una temporada de ansiedad (un trastorno muy desagradable que puede mermar muchísimo la calidad de vida de las personas) o tu estado de ánimo se encuentra por los suelos, los difusores de aceites esenciales te pueden ser de gran ayuda.

Se trata de una manera natural de aliviar la ansiedad general y mitigar el estrés, así como de levantar el estado de ánimo. Sólo hay que añadirle los aceites esenciales elegidos (en muchos casos hay que mezclarlos con agua) y dejar que su difusor haga el resto, dispersando por el ambiente micropartículas calmantes que, si el episodio de estrés no es muy severo, te ayudarán a sentirte de nuevo relajado y con las cosas bajo control.

Los hay de diferentes capacidades, pero, por lo general, los difusores de aceites esenciales suelen ser pequeños y manejables, por lo que podemos llevarlos con nosotros adonde necesitemos. Cuando te vas a dormir, lo puedes dejar enchufado en la mesita de noche y despreocuparte, pues la mayoría integran temporizador o sistemas que hacen que se apaguen de forma automática cuando el líquido se acaba. El resultado es una mejor calidad del sueño.

Si tu fuente de estrés se encuentra en la oficina, colocar este aparato, basado en la aromaterapia, sobre tu escritorio creará un ambiente tranquilo que te ayudará a aliviar la ansiedad. Existe un gran número de aceites que te calmarán y harán que tu dormitorio u oficina huelan increíblemente bien, tales como el eucalipto, la lavanda, el jazmín… No tienes por qué limitarte sólo a uno, sino que se pueden mezclar varios para beneficiarnos de las propiedades de nuestros preferidos a la vez.

Otra ventaja de los difusores de aceites esenciales es que también actúan como humdificadores, lo que mejorará el estado de tus mucosas y de tu piel, sobre todo en invierno, cuando las calefacciones provocan una gran sequedad ambiental.


Escribe un comentario