Cómo lograr unos glúteos y muslos definidos con un solo ejercicio

Glúteos de Rihanna

Lograr unos glúteos y muslos definidos es fundamental a la hora de que nuestra silueta sea vea bonita y bien proporcionada a nuestros ojos y a los del resto, pero al practicar ejercicio las personas a menudo descuidan la parte inferior, especialmente los hombres.

En esta nota os explicamos un ejercicio que por sí sólo puede ayudar a elevar los glúteos y fortalecer las piernas si se practica dos o tres veces a la semana. Se trata de un movimiento que requiere bastante esfuerzo (hay que arrodillarse una y otra vez), aunque vale la pena dado que te permite tonificar la parte inferior del cuerpo dedicándole poco tiempo. ¡Hay quién asegura que es más eficaz que las sentadillas!

Ponte de pie con las manos en la nuca, como si acabaras de ser detenido por las fuerzas del orden. Aseguráte de abrir bien los brazos. Intenta que tus codos esten en línea con la cabeza, el tronco y las piernas.

Dobla la rodilla derecha suavemente hasta alcanzar el suelo (utiliza un cojín o una esterilla para no hacerte daño). A continuación repite el mismo movimiento con la rodilla izquierda de manera que quedes arrodillado.

Mantén el pecho elevado y los glúteos apretados para mantener la estabilidad. A continuación, levanta el pie derecho y colócalo frente a ti. Ahora levanta el izquierdo y ve poniéndote de nuevo de pie, presionando el suelo con el talón derecho.

Hasta aquí un repetición completa de este ejercicio conocido como rendiciones. Lo ideal es hacer 12 repeticiones comenzando con la pierna derecha y otras tantas haciéndolo con la izquierda. Después de algunas semanas, conseguirás unos glúteos y muslos definidos, especialmente si llevas una dieta sana y lo combinas con running o caminatas a paso ligero.


Escribe un comentario